Ovni, Minera Collahuasi

A partir de una nota de prensa realizada por un reconocido canal de televisión abierta de nuestro país, Chile (ver video adjunto), la noticia de un objeto volador no identificado supuestamente captado en la minera Collahuasi, tuvo un rápido recorrido por diversos websites dedicados al tema de los ovnis. La información, adjuntaba un titulo muy sugerente que decía lo siguiente: “comité oficial reconoce avistamiento de un ovni”, esto a partir del informe publicado en la página web del Cefaa (Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos). Antes debo mencionar que, como era colaborador en análisis de imágenes de dicho comité y debido a las preguntas hacia mi persona, estas no se hicieron esperar esto ya que, lamentablemente, el citado análisis no traía consigo el nombre del autor. Es por esta causa que escribí – a modo de notificación en mi cuenta personal de Facebook – que yo no era el responsable de dicho análisis. Como esto iba “in crescendo”, decidí enviarles un mensaje a los otros analistas del citado comité advirtiéndoles que el caso tenía algunas incongruencias a partir del informe publicado. Hasta el cierre de este artículo aun no me han llegado las respuestas por parte de ellos. Punto aparte merece el reconocer además que no se me enviaron las imágenes por parte del comité para ser revisadas, esto vaya como aclaración por si las dudas. Una vez realizada esta introducción, que a mi entender es necesaria para aclarar ciertas “descoordinaciones” comunicacionales, vamos al desarrollo de la información.

Difusión de la noticia a través de algunos medios de comunicación.

Ver noticia acá: https://www.youtube.com/watch?v=thPD0Eom7zc&feature=youtu.be

Como mencione al principio de este artículo, esto “explota” cuando en el noticiero central de noticias del canal chilevision, se emite un reportaje aludiendo al análisis anteriormente citado, hay que destacar que el titulo con que se dio a conocer la información no era para menos ya que alcanzó el objetivo de captar la atención de la audiencia, y vaya que si lo consiguieron ya que fue con creces. En ese entonces el general (R), señor, Ricardo Bermúdez su director – hoy asesor externo – menciona en parte de la nota lo siguiente: “realizaba movimientos ascendentes y movimientos descendentes”, lo curioso de estos dichos es que se basó solo en las imágenes y en los mensajes aparecidos en Internet. Para ser más claros, estas fotografías salieron a la luz pública en el año de 2013 en un foro dedicado al tema de los ovnis del sitio “Portalnet”. Es ahí – donde el autor de dicho posteo – relata que las imágenes se las cedió un amigo que trabajó en la minera Collahuasi, mina ubicada al norte de nuestro país, más adelante veremos la ubicación exacta. A continuación el siguiente “screenshot” en donde se detalla la información.

 

 

Se destaca, en parte de la escasa información entregada al portal, que los 3 testigos se fueron a esconder al interior de la camioneta por temor a lo que “supuestamente” estaban viendo, en donde desde la cual comenzaron a tomar las fotografías. Un dato no menor en cuanto a la descripción del caso, se menciona que eran los “amigos” de su amigo, es decir su amigo no fue el testigo directo de dicho “supuesto” avistamiento. Pero vamos por parte antes de extenderme en este artículo, revisemos las fechas, recordar que esta misma, al igual como sale estipulada en el mencionado portal, también sale publicada en el encabezado del informe publicado por el Cefaa, ver acá:

http://docs.google.com/viewer?a=v&pid=sites&srcid=ZGdhYy5nb2IuY2x8Y2VmYWF8Z3g6M2IyMzU4YTY0Y2Q0NDAzZQ

Orden de fechas.

Cuando comenzaron la serie de preguntas en las redes sociales, Facebook principalmente, las dudas surgieron de inmediato ya que la fecha publicitada, año 2013, no era tal. Esta red social cumplió un rol importante ya que mis compañeros de agrupación, Max Hernandez, Antonio Peña.B, Fabián Sáez(ex miembro de Aion) y Rodrigo Fuenzalida, junto a Eliseo Ibaca del grupo de investigación Ceifac, comenzaron a aportar datos importantes a la hora de esclarecer la data de tales fotografías. Max, aportó con el “pantallazo” en donde su correo estimaba la fecha del año 2012, año en que recibió su mail, por su lado Rodrigo asimismo me enviaba las fotos con fecha del 2012. Eliseo I., decía que estas imágenes ya habían sido “subidas” a un a un sitio de discusión llamado “Chile Comparte” Afortunadamente encontré el sitio indicado.
En este foro se puede leer la información expuesta por una persona el día 9 de mayo del 2012, en donde dice que un amigo fue el que capto dicho ovni.

 

 

Hago el alcance que en su conversación dice acerca de la duración del avistamiento, que fueron alrededor de 10 minutos, según el forista bajo el pseudónimo de “ibizaeneuforia”. Por lo menos, hasta esta fecha, el mencionado forista no siguió entregando datos en el sitio de discusión.

 

Pero había algo más, en el intertanto de buscar entre cerca de 5.000 archivos de mi cuenta personal de correos electrónicos, aparece un correo que mande a mi amigo y colega, Rodrigo Fuenzalida, en donde le menciono – en tono coloquial lo siguiente: “Ojala nos llegue el testimonio para ver que *onda”. Este correo era con fecha del 2-11-2010, por cierto esos datos en las respuestas nunca llegaron como para seguir en la búsqueda, es por ello que el análisis quedo a “medias”. No nos imaginábamos que este mismo caso causaría tanto revuelo mediático.
Hago el alcance, de cuando llegan este tipo de reportes, casi nunca se reciben los datos para seguir ahondando y así hacer un peritaje de forma más completa, pero los elementos referenciales que entregan las fotos dan como para señalar algunos detalles que se pasaron por alto.

Correo en el cual le hago llegar las fotos a mi amigo y colega, Rodrigo Fuenzalida. Fecha: 2 de noviembre del año 2010.
Por lo tanto, en base a los datos aquí expuestos, queda de manifiesto que no fueron realizadas el año 2012 y 2013 como se ha venido diciendo.

Datos Exif (Metadatos insertos en las fotografías)

Cuando se reciben fotografías, lo que se hace de inmediato es revisar las propiedades de las mismas para ver si estas fueron manipuladas o revisar el orden de horas y fechas. Cabe recordar, que existen programas de edición para reescribir las fechas a gusto pero, en este caso en especifico, las delata el año y día de enviado a mi persona y a nuestros colegas, tal cual como lo describo más arriba.

Datos Exif contenidos en las fotografías.

SDC 15248 – 2:52:13
SDC 15250 –  2:53:16
SDC 15252 –  2:54:28
SDC 15254 –  2:55:13.

Total; 4 minutos aprox.

Su fecha de origen; 15-08-2010.

Algunas de las fotografías fueron retocadas, es decir se les realizo un recorte a la zona del “ovni” a los minutos después y todas mantienen su longitud focal en unos 6.30 mm con su respectivo numero F (apertura f8.4).

(Fecha, día y hora originales)
DateTimeOriginal ——- 15 /08/2010. 2:54:28

(Fecha, día y hora digitalizada) (Hora cambiada).

DateTimeDigitezed —— 15 /08/2010. 3:11:12

Es decir, la fotografía fue captada el 15 de agosto del año 2010 y alterada el mismo día pero a los 17 minutos después.

(Longitud Focal).
FocalLenght —— 6.30 mm.

Duración del “avistamiento”.

En las publicaciones de foros y en el informe mismo del comité, Cefaa, se detallan que fueron cerca de un “par de horas” y 10 minutos que duró el “avistamiento”. Desconocemos por el momento, como fue que llegaron estos datos al comité y como fueron revisados. Si se habrá dado cuenta usted amigo lector, la duración en horas señaladas en los metadatos no concuerdan en forma aparente con los datos mencionados anteriormente en los reportes, solo fueron  4 minutos aproximados de duración. Por si las dudas, revisemos más exhaustivamente dichos detalles.

En esta imagen, podemos apreciar que la sombra proyectada sobre un elemento no difiere en lo más mínimo entre la imagen SDC 152252 y la comparada con la última (SDC 152254), el tiempo transcurrido entre estas fotografías es poco más de 1 minuto.

Lugar de los hechos

Con la nula recepción de datos, me propuse a buscar el lugar exacto desde donde se tomaron las fotografías, es por ello que, mediante el paisaje y los objetos aparecidos en las imágenes, “viaje” al lugar de los hechos. En esta etapa de los análisis, nuevamente el programa Google Earth jugó un importante papel ya que me fue posible acceder a la zona desde la cual se obtuvieron las fotografías.Lo primero fue en determinar el nombre del cerro que sale en las capturas, en esta ocasión me remití a diversas imágenes de paisajes, la suerte esta vez estaba de mi lado. A continuación la foto original del lugar.

Nótese el cerro nevado, detalle que sirvió para la búsqueda, al extremo derecho el volcán Miño.

Ya con los datos de la zona, realice un “fundido” de imágenes para mostrar la geografía antes señalada.

En la parte inferior de la imagen se pueden ver los elementos de referencia, containers y objetos de desechos.

Imágenes satelitales.

Ya con los datos anteriormente mencionados y para ver una mayor cantidad de detalles, extraje una imagen aérea en la cual es posible ver el lugar exacto de las fotografías. Es gracias que a este cúmulo de detalles, pude verificar, en forma fehaciente, que las imágenes fueron realizadas efectivamente en las instalaciones de la minera Collahuasi.

Al fondo, volcán Miño.

En la siguiente imagen, se observa el lugar de desechos junto a la zona de relave de la mencionada minera.

Circulo amarillo, zona de basuras.

Zona de desechos.

Ya con estos datos, estimo que las fotografías fueron realizadas hacia el punto cardinal Este desde el sector de desechos. Zona señalada en el círculo amarillo.

Ejercicios y Análisis “ovnis” Collahuasi.

Con el lugar ya definido, vamos a analizar el “ovni”, recordar que así fue entendido y dado a conocer en algunos medios de comunicación en base al informe publicado por el Cefaa. En la serie de fotografías, se puede ver un objeto aparente que, al parecer, maniobra en los cielos nortinos y que brilla producto de los rayos solares que incidirían sobre el cuerpo del mismo. Hay que señalar que en las fotografías, aparecen círculos oscuros que se repiten y que se encuentran en una misma posición. Bajo esta referencia, se pensó que eran manchas en alguna ventana, pero estas corresponden a suciedad propia del lente de algunas de las cámaras fotográficas.

Para no extenderme en este punto, puse solo una imagen que resalta, con niveles bajos de brillos, las manchas del lente.

En parte de las ínfimas informaciones entregadas, se dice que los testigos se escondieron al interior de un automóvil. Esto ultimo, y aquí comienzo a dar forma al caso, da lugar a muchas dudas de la real autenticidad del “ovni” suspendido en el cielo ya que, al estar dentro de la cabina de un vehículo y el hablar como objeto en si de manera concreta, no es lo apropiado. Sabemos que cuando se esta detrás de un vidrio, las posibilidades de confusión o trucaje mejor dicho, aumentan de sobre manera. Por lo tanto, el ser prudentes es la mejor opción para este tipo de situaciones y no dejarse llevar por las primeras impresiones por muy extraño que parezca todo el caso. Como una manera de incorporar nuevos antecedentes a esta etapa de los análisis, saque un plots en 3D para verificar algunos detalles.

Nota. Quiero hacer mención, antes de continuar, que este tipo de análisis (plots 3D), no es la “panacea” para resolver casos ya que se suele aplicar en determinadas situaciones y esta, en mi opinión, lo ameritaba. Muchas veces, sin vidrios de por medio y/o dependiendo del paisaje con luz diurna, estos plots3D aparecen con variaciones. Recordar que esta parte la hice bajo “prueba y error”.

En la imagen comparada se puede observar declive del parabrisas por lo cual es factible determinar que las fotografías se hicieron a través de este elemento del vehículo.

Imagen fotografía SDC15252

Por si no quedo muy claro, acá va otra imagen perteneciente a la fotografía SDC15250.

Ejercicios de imágenes para contrastar.

Para estar mas seguro de este peritaje, me sitúe bajo las mismas condiciones, es decir el comenzar a sacar fotos desde el interior de una casa y automóvil. Esto fue lo que se obtuvo con reflejos sobre y sin vidrios de por medio.

 

Ejercicio 1- Brillo ventana casa habitación.

Ejercicio 2 – Avión en vuelo, sin vidrio de por medio.Siguiente imagen.

Ejercicio 3 – Brillos sobre ventana.

 

Ejercicio 4 – Objeto suspendido mediante hilo.

 

Ejercicio 5 – Reflejo exterior captado desde el interior de un automóvil.

En este último ejercicio es posible ver el declive del parabrisas que comienza desde el cuadro numero 160 aproximado y que llega al 80. (Plot3D visto desde arriba).

Destacar que estos ejercicios, fueron para demostrar que efectivamente las fotos del “ovni” de Collahuasi fueron captadas desde el interior de un vehículo. Nótese por favor el ejercicio 4 (Objeto suspendido mediante hilo), en el cual no es posible ver, de buenas a primeras, el hilo que lo sujeta. Dato a considerar de cuando se hacen fraudes.

Pero el “ovni” que esta en las fotografías captadas en Collahuasi ¿qué es?

Como mencioné al principio de este informe, la posibilidad de que sea un montaje asciende de sobre manera y esto se adhiere también a los ejercicios anteriormente realizados mediante pruebas controladas. Ya con mi idea de que esto fue captado detrás un vidrio, comenzare a cotejar unas hipótesis de trabajo que nos ayudaran a conformar un resultado. Partiré con un detalle el cual me he referido en anteriores oportunidades, hago mención a las distancias en base a la polución atmosférica y que siempre es bueno recordar.

El Brillo.

Cuando un objeto se encuentra a una gran distancia del testigo, este se observa tenue en sus contrastes producto del excesivo polvo en suspensión, no así de cuando esta a unos pocos metros de distancia ya que genera que sus contrastes sean altos, es decir más oscuros.

En una de las imágenes, este ovni se vislumbra con un alto índice de brillo que demostraría que no esta alejado del foco de la cámara fotográfica, énfasis añadido. Siguiente imagen.

Para verificar los niveles de brillo, fotografíe un helicóptero a distancia y en sobrevuelo, en un momento determinado refleja la luz del Sol en parte de sus ventanillas. Esto servirá para contrastarlo con el brillo que – presuntamente- emite el “ovni” de Collahuasi.

Amplíe la zona del reflejo de parte del helicóptero para compararlo con el brillo del “ovni”. Esto fue lo que se extrajo en el siguiente cuadro comparativo.

No hay que ser un experto para poder ver la intensidad de los brillos emitidos, ya que el resultado de este ejercicio salta a la vista. El reflejo del helicóptero es menor en niveles en comparación al emitido por el “ovni”, por lo tanto el efecto “cortina” que provoca la misma polución atmosférica es evidente.

¿Cambio de forma?

En las secuencias, es posible advertir un cambio de forma que llama la atención y que pasa de ser un “plato” delgado a otro totalmente diferente dando la idea de que es derechamente un objeto que va maniobrando por los aires. En una de las fotografías este aparece con una forma totalmente distinta y que se parece en algunos detalles a la ampliación anterior ya que su parte plomiza se repite.

Esto se explica moviendo la cámara fotográfica que da dos resultados. Primero, para “cambiar” la incidencia de la luz ambiente y la segunda es la de forma.

Acercamientos en las fotografías

En la serie de fotos, se puede ver a este “ovni” ampliado, como si le hubieran realizado un zoom in, en términos técnicos. Nada más alejado de la realidad, ya que hay un detalle que desbarata aquello y que se repite en las diferentes fotografías, me refiero al denominado “píxel caliente”. Veamos.

En este gráfico es posible advertir el ya señalado píxel “caliente” u “Hot Píxel”, esto sumado a la longitud focal en todas las fotos (6.30 mm), no existe un acercamiento por parte de los testigos en forma directa mediante el zoom de la cámara fotográfica. Solo fueron redimensionadas, ejemplo claro de esto es la imagen SDC15259 / dimensiones “X 1344” “Y 1008”  en comparación a la otra imagen SDC15248 / “X 3264” “Y 2448”.

Realice dos fotos en la oscuridad y en relación a longitudes focales, la primera de ellas, con metadatos que hablan de 5 mm y numero f/ 2.8, no apareció un píxel muerto llamativo. La segunda acá exhibida con parte de sus propiedades, si se hizo evidente el píxel anteriormente indicado.

Para revisar este tipo de pixeles, es ideal sacar la foto en una zona sin luz, algunos CCD vienen con este tipo de alteraciones.

Contrastando imágenes. 

En esta ocasión, acudí nuevamente a replicar algunos detalles en relación a una falla o pequeño quiebre en un vidrio. Los resultados saltan a la vista.

En las imágenes, es posible advertir los diferentes detalles que adopta una falla en un vidrio, esto basado en movimientos de la propia cámara fotográfica. La posición, en la zona de enfoque, va otorgando lugar para que la luz solar “golpee” de manera directa sobre la falla misma dando asimismo algunas formas. Hago hincapié en la foto número 1, en la cual el brillo es aumentado mediante los movimientos antes señalados y que va disminuyéndose – de manera gradual- hasta llegar a lo que es la imagen 3.

Cabe señalar que las fallas o grietas son, obviamente, en su mayoría muy diferentes entre si en donde – la profundidad de la rotura y diámetro – van conformando su aspecto.

Resultados.

A continuación, resumiré algunos puntos extras que hablan de un montaje en el caso “ovni” de Collahuasi.

  1. Nula recepción de datos por parte de las personas involucradas hasta el cierre de este artículo.
  2. Fotografías proporcionadas por terceras personas.
  3. No existe información real de quienes captaron las imágenes.
  4. Difusión de fechas inexactas.
  5. Nitidez en los bordes del “platillo” que, en comparación a los elementos del entorno, dice que no esta a una distancia de 600 metros como se estipula ya que tendría que verse más difuso.
  6. “Ovni” difuso, acercamiento con el mismo equipo fotográfico
  7. Niveles de brillo, muy altos como para estar lejos.
  8. Según los datos expuestos en este informe hay un tiempo transcurrido de unos 4 minutos aproximadamente y no de 10 minutos y horas.
  9. Fotografías “recortadas” quizás con la finalidad de dejar fuera algunos detalles importantes para la elaboración del fraude.
  10.  A pesar del gran alcance mediático que tuvo este caso, no ha llegado ninguna información relativa a los hechos propiamente tal.

 

 

En relación a los análisis efectuados al bullado caso “ovni” de la minera Collahuasi, es altamente probable que el “objeto” de estudio sea un elemento cercano al parabrisas del automóvil o derechamente una “falla” en el parabrisas o algo pegado al mismo.

 

 

Reflexiones Finales.

Sin duda estas imágenes han generado debates y que – con la complicidad de la falta de datos “oficiales” aparecidos en televisión – hicieron de este caso muy llamativo y que logró trascender nuestras fronteras. Se habló de objeto volador, pero dejando paso al misterio ya que no observe hipótesis racionales que dieran la opción a otra posibilidad. No pensamos nunca que unas simples, y como tantas otras fotografías que nos llegan sin los datos, provocaran tanto revuelo mediático. En relación a esto último, hay reportes similares de “ovnis” captados en las minas en nuestro país, Chile, bajo las mismas condiciones de recepción, es decir solo fotos y nadie que se haga cargo de su autoria. Siempre el texto se traduce en el “amigo” del amigo, del compañero de labores, del ingeniero, el cual no da su nombre etc etc. Se envían correos pidiendo más información al respecto pero estos no obtienen respuestas, dejando así en el “aire” todo, pero no se preocupe que ya enviamos preguntas a esos “ovnis mineros” usted se preguntará: ¿han llegado respuestas? le adelanto que nada de eso ha ocurrido.
Cada grupo tiene su forma de abordar los casos, es así que nos han llegado bromas basadas en aplicaciones para teléfonos móviles en las cuales a las fotos se le instala un “e.t” o un “platillo volador” junto al paisaje. Es por ello que este caso del “ovni” de Collahuasi, lo dejamos de lado, por la gran falta de antecedentes que no hacen otra cosa que, derechamente, perder el tiempo.

De todas formas, y siendo lo bastante positivos, que esto sirva para ejercer la mesura y la caballerosidad entre las personas que están inmersos en la difusión e investigación. No porque esto genere extrañeza vamos a defender a “brazo partido” una posición, aquí no se trata de ser “más” que el otro, aquí no se trata de “oficializar” el estudio y que se entienda bien el término, ya que se suele entender como la “ultima” palabra en cuanto a ciertos casos. Estoy en la posición de adquirir conocimientos para que enfrentemos esta vorágine de situaciones, muchas de las cuales tienen explicaciones racionales pero que lamentablemente se dejan de lado por revanchas personales.

Insisto, hay que dejar de lado las ansias extremas de que cualquier cosa en el cielo tiene directa relación con un fenómeno aéreo anómalo, ya que esa misma ansia nos “bloquea” y damos paso a las más afiebradas interpretaciones. El estudio del fenómeno anómalo, no esta para llenar y rellenar espacios de entretención, léase en el correcto uso de la palabra,  sino para  que de una vez por todas vayamos ampliando el tema que nos une con la sola finalidad de entender una problemática instaurada desde hace muchos años atrás en nuestra sociedad, que por lo demás es muy compleja.

 

Marcelo Moya Sanhueza.

marcelomoyas@gmail.com

AION – CHILE.
 Martes 25 de agosto de 2014.

(Actualizado el 5 de mayo, 2018).

Agradecimientos:
Sr. Eliseo Ibaca. Rodrigo Fuenzalida, Fabián Sáez, Antonio Peña. B, Max Hernández y Rodrigo Bravo. G

 

Referencias:
Ejercicios fotografías ventana, foto píxel, helicóptero en vuelo; Archivo personal Marcelo Moya.S

 

* Sucederá.

 

Fuentes:

Cefaa / Informe fotografías caso Collahuasi; http://www.cefaa.gob.cl/web/multimedia.html

Noticia canal Chilevisión; http://www.chilevision.cl/noticias/chvnoticias/nacional/direccion-de-aeronautica-reconocio-oficialmente-un-ovni-en-chile/2014-06-30/214905.html

Portales web:

PortalNet / http://www.portalnet.cl/comunidad/area-52.632/1017706-ovni-en-minera-collahuasi.html

ChileComparte / http://www.chilecomparte.cl/foros/topic/1925801-increible-ovni-tomadas-en-minera-collahuasi-9-de-mayo-2012/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

error: Content is protected !!